Marko sigue confiando en poder usar los motores Honda

Honda o nada. Red Bull sigue apostando por continuar la relación con el fabricante japonés, aunque estos decidan marcharse hasta el punto de asegurar que es la única posibilidad.

Descartando cualquier tipo de acuerdo con los fabricantes que aún permanecen en la categoría, incluyendo Alpine, a pesar de que los franceses.

No tienen clientes y que Cyril Abiteboul, con quién tuvieron los mayores roces, ya no está.

Amenaza de marcha

Red Bull trata de meter presión al Gran Circo asegurando que es la única alternativa y que su continuidad más allá de la temporada 2021 está en el aire, coincidiendo con la marcha de Honda.

El fabricante japonés sin embargo parece dispuesto a delegar la tecnología en Red Bull, para que estos puedan seguir usando las unidades de potencia.

Pero para que esto fuese viable, las mencionadas unidades de potencia deberían quedar congeladas para que no pierdan competitividad respecto a los rivales, algo que no gusta a todos.

No gusta especialmente a Renault, que pidió esta congelación con anterioridad, y que ante la negativa precisamente de Honda.

Decidió emprender el desarrollo de una nueva unidad de potencia que llegará en 2022, y que no está dispuesta a dejar morir sin explotar su potencial.

Sin embargo, Marko afirma que Renault está a favor, no quedando muy claro entonces quién se puede mostrar contrario a esta opción cuando Mercedes.

Tiene la unidad de potencia puntera, y Ferrari está muy convencida del avance que va a dar este 2021, cuando introduzca la evolución que haga dejar atrás todos los problemas de 2020, relacionados con el flujo de combustible y el acuerdo secreto de la FIA.

Los equipos tienen la última palabra en el tema, donde Mercedes y Ferrari juegan con ventaja al tener cuatro y tres equipos respectivamente, bastando una mayoría simple para decantar la balanza.

Comentarios

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.