Final Conferencia Nacional Buccaneers vs Green Bay

Mientras Aaron Rodgers sea el quarterback de Green Bay, siempre hay que poner a los Packers como contendientes ahora contra los Buccaneers en la final de conferencia.

Otra Final de Conferencia para los de la Bahía Verde, sin sorpresas, y superando a una defensiva de Los Angeles Rams que se presumía es la mejor de la liga.

Por otro lado, la tercera fue la vencida para los Buccaneers. Perdieron los dos juegos de temporada regular contra los New Orleans Saints, pero ganaron el más importante enfrentamiento.

Por cierto, este duelo va a enfrentar a los dos quarterbacks con más pases de touchdown en temporada regular; Rodgers (48) y Tom Brady (40).

De las cinco intercepciones que sufrió Rodgers en la temporada regular, dos llegaron en la Semana 6 ante los Bucs.

Rodgers terminó ese encuentro con 160 yardas, sin pases de touchdown, y con menos del 50 por ciento de pases completos (16-35)

La defensiva de Tampa Bay, que terminó como la mejor contra la carrera, solo permito 94 yardas por tierra.

Aquel partido fue ganado por Tampa Bay, 38 a 10, pese a que Brady apenas lanzó para 166 yardas, pero con dos pases de anotación.

Lo que es cierto es que ningún partido se parece a otro. Pensar que los Bucs pueden repetirle la dosis al que terminó como el mejor equipo de la NFC, sería absurdo. Los dos equipos llegan en el mejor momento, y en el caso de Tampa Bay, despejó dudas acerca de la facilidad de su calendario.

Por su parte, Brady –quien inició la temporada con muchos errores, incluidos varios «pick-6»– subió al nivel que le conocimos hace algunos años. Muchos creían que Brady estaba acabado, que no tenía movilidad (¿cuándo la tuvo?), que no llegaba en sus pases largos, y terminó como el N° 1 en pases de más de 20 yardas, con un total de 36.

Aquellos partidos tan malos de Brady tuvieron su razón de ser: la falta de entendimiento con sus receptores. Recordemos que ningún equipo pudo tener entrenamientos regulares, sino hasta dos semanas antes del inicio de la temporada.

Para el próximo domingo, se enfrentarán dos equipos con ataque muy equilibrado, grandes quarterbacks, y excelente ataque terrestre. La diferencia, entonces, deberán hacerla las defensivas.

La de Buccaneers luce mejor contra la carrera, pero su perímetro es vulnerable, y tener enfrente a Rodgers puede dar lugar a una tarde muy larga.

Jugar en casa, y siendo un equipo más experimentado, le da alguna ligera ventaja a los Packers. El próximo domingo saldremos de la duda.

Comentarios

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.